6 May 2020

En el pasado, los productos solían enviarse a granel. En pocas palabras, la gente literalmente arrojaba bolsas con papas, barriles de vino o cajas de madera con armamento de varias dimensiones en un carro tirado por caballos. Más tarde cambiaron carro por el camión. Luego se dirigían a la estación de tren más cercana, donde debían descargar y cargar la carga en un vagón de ferrocarril. Después de eso, el tren transportaba las mercancías al puerto más cercano, donde debían estibar en un barco. Finalmente, al llegar al puerto de destino, repetir todo el proceso en orden inverso.

Este sistema tenía muchas desventajas. Manejar cargas no estandarizadas con muchas dimensiones consumía mucho tiempo y personal, la capacidad (especialmente de los buques) estaba lejos de ser utilizada de manera óptima, la carga no estaba lo suficientemente asegurada, lo que representaba un alto riesgo de pérdida o daño, especialmente durante tormentas en el mar. Y como los bienes no estaban suficientemente afianzados, facilitaban el trabajo para los ladrones.

 

Carga a granel

Fuente: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/85/Korean-war-merchant-marine-load.jpg/440px-Korean-war-merchant-marine-load.jpg

 

Ya a fines del siglo XVIII, comenzaron a aparecer los primeros contenedores, más pequeños, con una estructura de madera y metal. Sin embargo, cada compañía de transporte usaba diferentes tipos contenedores y estos todavía no eran intermodales, por lo que no era posible usarlos para el transporte en carro o camión y ni para el transporte en tren o barco. Siendo en el siglo XX y sobretodo durante la segunda mitad dio un importante paso en el desarrollo de contenedores de transporte.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el ejército de los Estados Unidos comenzó a experimentar con el transporte de contenedores. Utilizaron esa experiencia en 1948 cuando desarrollaron el llamado “Transporter”, un contenedor estandarizado, totalmente metálico y apilable que podía cargarse desde un barco directamente en un camión y viceversa. Sus dimensiones eran 2,59 m de largo, 1,91 m de ancho y 2,8 m de altura.

El “Transporter” demostró su utilidad durante la Guerra de Corea (1950-1953), gracias a él, el ejército pudo acelerar significativamente el suministro de sus tropas y aumentar la seguridad de los bienes transportados. Hacia el final de la Guerra de Corea, el ejército de los EE. UU. mejoró ligeramente los transportadores, creando los llamados CONEX (CONtainer EXpress). Para 1967, aproximadamente a la mitad de la Guerra de Vietnam, el ejército de los EE. UU. estaba usando más de doscientos mil CONEX.

 

CONEX

Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/Conex_box

 

Las compañías navieras de todo el mundo notaron los éxitos logísticos logrados por el ejército de los EE. UU. y comenzaron a idear sus propias soluciones de contenedores intermodales. Malcom McLean, el dueño de la McLean Trucking Company, jugó un papel importante. En 1955, comenzó a trabajar con el ingeniero mecánico e inventor Keith Tantlinger para desarrollar un contenedor intermodal moderno. El resultado fué un contenedor de 2,44 m de alto, 2,44 m de ancho y 3,5 m de largo construido con acero corrugado de 2,5 mm de grosor con un mecanismo de bloqueo por torsión en las cuatro esquinas superiores para una fácil sujeción y elevación mediante grúa.

McLean también compró dos buques petroleros del Ejército de EE. UU. usados en la Segunda Guerra Mundial y los hizo reconstruir para el transporte de estos. Después del exitoso viaje inaugural del primero de ellos en 1957, Tantlinger convenció a McLean para que pusiera a disposición el diseño de estos de forma gratuita, abriendo el camino para la estandarización internacional de los contenedores intermodales.

 

Malcom McLean, 1957

Fuente: https://cs.wikipedia.org/wiki/Malcom_McLean

 

Después de una serie de discusiones y compromisos internacionales entre los transportistas y ferroviarios estadounidenses con europeos, se acordó finalmente dimensiones y forma estandarizadas, que posteriormente se registraron en 1968 en la ISO 668. Las medidas corresponden a  las mismas conocidas en la actualidad.

La contenedorización representa un hito esencial en la historia del transporte internacional, que, junto con otros factores, está detrás del desarrollo masivo del comercio mundial. Hoy, la porción de mercancías transportadas en contenedores estandarizados intermodales se estima en 90%.

Este artículo es el primero de una miniserie de tres partes sobre contenedores marítimos. En el segundo artículo, presentaremos los diferentes tipos de contenedores y para qué se utilizaron.